De como los cubanos afrontaron su peak-oil particular

Tras la caida de la Unión Soviética los cubanos, altamente dependientes de los recursos de la URSS, principalmente energéticos y alimentarios, vivieron lo que puede ser un ejemplo de lo que probablemente nos ocurra en un futuro no muy lejano, y que según algunos se está materializando ya. En el documental que les pongo se analiza qué es el peak-oil y cómo los cubanos afrontaron su peak-oil particular.

Habrá que ir tomando nota. Seguramente el peak-oil que experimentaremos no será tan abrupto, pero no sé si eso es mejor o peor ya que es posible que no sepamos entonces qué está pasando. Dudo también que nuestros políticos de turno sean capaz de afrontar un problema así, ya que pienso que en una sociedad puramente capitalista falta la capacidad organizativa de un estado socialista. Nos va a tocar a los ciudadanos de a pie organizarnos lo mejor que podamos.

Anuncios

Pan solar

Orgulloso les presento mi primer pan solar.

Ingredientes:

· 500 g de harina.

· 275 g de agua.

· 6 g de levadura prensada.

· 12 g de sal fina.

· Un día soleado.

· Un horno solar.

Es importante empezar tempranito para aprovechar las horas de sol. Si usáis masa madre en vez de levadura prensada podéis dejar fermentando durante la noche y meter en el horno ya por la mañana.

Amaso bien, quizá sea lo más importante para hacer un buen pan porque es cuando se forma el gluten, googlea un poco y encontrarás montones de vídeos sobre como amasar. Hay distintas técnicas según la masa esté más hidratada o menos. Con esta proporción queda una masa muy manejable.

Dejo fermentar durante una hora.

Desgaso un poco, pliego, formo y meto en un molde negro.

Dejo fermentar durante una hora más y meto en el horno.

Orientamos la caja y esperamos… como la temperatura irá subiendo paulatinamente el tiempo empleado para calentar el horno lo aprovecho también para fermentar. De vez en cuando conviene ir a echar un vistazo, y reorientar la caja y el reflector.

Poco a poco irá creciendo y al final cogiendo colorcillo.

A las tres o cuatro horas abrí el horno y me encontré esto:

Parecía pan, olía a pan y sabía a pan.

Salud!